En la provincia de Ciudad Real, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Como el agua del río Cigüela solo fluía entre solo los meses de octubre a mayo, en el siglo XVIII los vecinos de Herencia demandan la construcción de molinos de viento.

En 1790 se concede la primera licencia para instalar un molino en las Eras Altas, que comenzó a funcionar en abril de 1792 y que, ante la falta de viento, fue trasladado en 1796 al Cerro de San Cristóbal. Pronto se construyó el resto de los molinos al ver la eficacia del sistema de molido y la cantidad de grano que era capaz de convertir en harina.

En Herencia llegaron a existir 11 molinos de viento al principio de los años 1800. En la actualidad únicamente se conservan 7. Los demás fueron desapareciendo probablemente tras la invasión francesa y la posterior Guerra de la Independencia entre 1808 y 1814.

Los nombres de los siete molinos actuales son:

El Ama, La Sobrina, Dulcinea, Maritornes, La Dueña Dolorida, La Duquesa y Teresa Panza.Los cuatro últimos fueron restaurados exteriormente en 2003.

El Centro de Interpretación de los Molinos se inauguró en el 2008 pero parece no utilizarse en la actualidad.

Enlaces