En la provincia de Ciudad Real, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

El nombre de Puerto Lápice proviene de dos elementos constitutivos, puerto, porque la carretera que viene de Arenas de San Juan va mostrando unas pequeñas ascensiones, pues antes de tres kilómetros de llegar tiene aspecto de un ligerísimo puerto, apenas perceptible y Lápice porque el pueblo está asentado en un subsuelo de piedra lapícea

Situado al borde de la A4 es uno de los nombres más oídos, junto a el Toboso, en la novela de Cervantes. Sus tres molinos están bastante junto y un poco escondidos al principio de la sierra. Las aspas de cada uno de ellos se orientan en una dirección distinta para poder aprovechar cualquier dirección del viento.

A los molinos se llega por una estrecha carretera desde las que puedes disfrutar de unas buenas vistas.

"Tornaron a su comenzado camino del Puerto Lápice, y a obra de las tres del día le descubrieron. -Aquí -dijo en viéndole don Quijote- podemos, hermano Sancho Panza, meter las manos hasta los codos en esto que llaman aventuras"

Miguel de Cervantes - Don Quijote de la Mancha - Primera Parte

Enlaces